miércoles, 28 de mayo de 2014

Un pájaro en una jaula


















El pájaro en su jaula
siente la luz sobre sus ojos,
la argucia del velo:
y entrevé
que otra ficción empieza.
Agita sus alas,
a veces ansioso, a veces
con más pereza.
Encuentra
su alimento servido.
Come, bebe.
Observa la verticalidad de su encierro,
se aferra
a su horizontalidad.
Silba
porque sabe silbar,
imita
un silbido ajeno.

A veces se imagina
un pájaro
y una jaula vacía,
pero queda atrapado en la elipsis
de su ilusión,
porque no sabe
que es
un pájaro en una jaula.

No pasa frío, ni calor,
ni se angustia.
Nada más espera
el término de la ficción,
de la argucia,
mientras mira el velo
posarse sobre su jaula,
sobre sus ojos,
con la única esperanza
de que vuelva
a levantarse.

La pintura se titula Reptiles. Pertenece a M. C. Escher.

3 comentarios:

  1. Como un prisma que descompone la luz en muchos colores... Me gustó mucho, Paulo.

    ResponderEliminar